Plano de París

Véase mapa en Internet

Mapa_Paris.jpg
155-13.jpg


París, hoy

París es la ciudad más visitada del mundo, una de las más bellas y a la que siempre hay una buena excusa para volver. Sus 173 museos encabezados por el sempiterno Louvre, 171 iglesias y templos y 31 grandes monumentos, cuyos orígenes se remontan a 6.500 años atrás, invitan a descubrir un patrimonio artístico, histórico y cultural único. Si bien el apodo de "Ciudad de la Luz" se debe a que París fue la primera capital con alumbrado eléctrico en sus calles, podría deberse perfectamente a que la ciudad ha sido un faro que iluminó el planeta con la declaración de los derechos del hombre, así como con las vanguardias artísticas y arquitectónicas. De hecho, el gran número de artistas y pensadores que han trabajado y dejado su impronta en la ciudad es uno de los incentivos de París.

En una feroz competencia con otras grandes ciudades continentales como Londres, Berlín, Roma o Ámsterdam, parece haber consenso generalizado en que París se erige en la capital no oficial de Europa, bien por su encanto y glamour bien por su oferta cultural y gastronómica. París es una ciudad a la que siempre se regresa, que es cambiante pero a la vez eterna, y las apuestas de monumentos, plazas y barrios que nos resultan entrañables y familiares se conjugan magistralmente con las novedades, de las que la ciudad francesa es ávida partidaria. Nada hay más romántico que pasear por París, ya sea a la luz de la luna, bajo su frecuente lluvia, camuflados por las hojas caídas en otoño de sus maravillosos parques o bajo el optimismo restallante de sus primaveras.

Llegar y moverse por París

Los trenes de alta velocidad (AVE en España y TGV en Francia) conectan con la capital francesa con rapidez y comodidad. Las compañías ferroviarias española Renfe (www.renfe.com) y SNCF (www.sncf.com) incluso organizan tarifas y ofertas conjuntas. Se puede viajar desde Madrid a Barcelona y, desde allí, proseguir a París y otras ciudades francesas. Si reside en la parte occidental de la Península, tal vez sea más conveniente acudir a la estación de Hendaya, de donde parten los TGV que conectan con París vía Burdeos.

También se puede aprovechar la extensa red de autopistas francesas para llegar en vehículo propio, aunque el precio del combustible y de los peajes hacen esta opción poco competitiva a no ser que se piense ampliar el viaje a otras zonas de Francia. Además, aparcar en París es caro, tanto si se opta por un aparcamiento del hotel como los privados o municipales.

En París el turistas se mueve básicamente a pie, y recorre distancias enormes sin darse cuenta, pues los puntos de interés están alejados unos de otros. Pero la ciudad cuenta con una red de transporte público bien nutrida y fiable.


Una ciudad con tres aeropuertos

En el entorno de París hay tres aeropuertos. El mayor y más importante es el Charles de Gaulle, también conocido como Roissy (Tel. 70 363 950 y www.aeroportsdeparis.fr). Está situado a 25 km del centro de la ciudad. Un taxi cuesta alrededor de 50€, a los que habrá que añadir un 15% en suplementos, pero los precios varían enormemente en función del tráfico. En ferrocarril, la línea de cercanías RER toma 30 minutos de trayecto. Funciona a diario 4.56-23 h (www.sncf.com). También hay un servicio de autobús con el nombre comercial de Roissy bus. Sale del aeropuerto cada cuarto de hora de 6 a 23 h y llega a la Place de l'Opéra en 50 min aproximadamente. Adicionalmente, si se vuela con Air France, esta compañía dispone para sus clientes unos autocares exclusivos que funcionan con los mismos horarios y frecuencias que la compañía anteriormente citada, y llegan-parten de Place l'Etoile y estación de Montparnasse (www.airfrance.com).

El segundo aeropuerto en importancia es Orly, que décadas atrás fuera el principal de la ciudad. Se sitúa a 14 km del centro. Un taxi cuesta alrededor de 35€, a los que habrá que añadir un 15% en suplementos, pero los precios varían en función del tráfico. En ferrocarril, la línea de cercanías RER toma entre 35 y 50 minutos de trayecto. Según la franja del día, parten cada 15 o cada 30 minutos (www.sncf.com) 4.34-00.56 h. Hay un servicio de autobús con el nombre comercial de Orlybus que llega hasta Place Denfert. Sale cada 15 o 20 min según la franja del día 6-23 h. El trayecto dura 30 min, en función del tráfico. Air France dispone para sus clientes de un autobús con destino Montparnasse, Invalides y Place de l'Etoile. Sale cada 20 min en cada dirección 6-23.40 h (www.airfrance.com).

El tercer aeropuerto es el de Beauvais-Tillé, y es el que utilizan básicamente las aerolíneas de bajo coste, pues se halla a 80 km al norte de la ciudad. Lo bueno es que los autobuses de acceso (que parten 3.15 h antes de los despegues) están coordinados con ellas. Los billetes son más baratos si se compran en Internet que en el propio autobús (www.aeroportbeuavais.com), y van desde el aeropuerto hasta Porte Maillot.



Metro

Es la manera más rápida y cómoda de desplazarse. El metro de París, con más de cien años de existencia, cuenta con más de 200 km de vías y 300 estaciones, por lo que prácticamente cubre todos los barrios. Se puede consultar un plano interactivo en la web www.ratp.fr/plan-interactif. Abre sus puertas a las 5.30 de la mañana y cierra a la 1.15 h todos los días de la semana. Pero hay que tener en cuenta que esa es la hora en que el último convoy llega a la última estación, por lo que es prudente acceder al andén una media hora antes para garantizar que se podrá viajar.

El billete sencillo costaba 1,70€ en 2014, y tiene el nombre comercial de Ticket t+. Hay pases de diez viajes, con los que se consigue una reducción en el precio unitario (12,70€). Los niños de 4 a 9 años tienen derecho a un descuento en el pase de diez viajes, con lo que acaban pagando 6,35€. El billete permite transbordos sin límite con otras líneas de Metro, pero no con los tranvías, autobuses y trenes de cercanías conocidos como RER.

Tren de cercanías (RER)

RER es como se llama a los trenes de cercanías. Pueden parecer el Metro, pero no lo son. Algunos trenes no paran en todas las estaciones, hay que estar atentos a si se identifican como Express. El billete cuesta lo mismo que el Metro si se viaja por el interior de la ciudad. Si se sale de ella, entonces varía en función de los kilómetros recorridos. Hay cinco líneas, identificadas como A, B, C, D y E. Las que interesan más al turista son las tres primeras, que conducen, respectivamente, a Eurodisney, al aeropuerto Charles de Gaulle y al aeropuerto de Orly y los jardines de Versalles.

Autobús